¿Qué es un diseño de la sonrisa y para qué sirve?

2018-07-29T21:52:25+00:00 23/02/2018|Diseño de la Sonrisa|

Modificar la alineación, el tamaño y el tono de los dientes es factible gracias a múltiples tratamientos. Pero la estética dental permite ir más allá, hasta la transformación de los mismos. Investigar qué es un diseño de sonrisa es abrirse paso a un mundo de posibilidades para lucir una dentadura perfecta. 

El diseño de sonrisa se trabaja de forma individualizada. Mediante un software llamado Envision a Smile, el odontólogo crea la sonrisa ideal para el paciente. Analiza la expresión del rostro, los gestos, la anatomía de la cara, el color de piel y la contextura en general. El objetivo es encontrar una sonrisa armónica, balanceada y adaptada a sus facciones y personalidad.

Lo mejor, es que antes de someterse a cualquier procedimiento el individuo obtendrá una imagen realista de cómo se verá. El método elimina falsas expectativas y mejora el enfoque del especialista. Fotos, placas y videos servirán para proyectar los resultados.

¿En qué consiste el diseño de sonrisa?

Cuando la definición está hecha, es momento de trazar el plan de acción. Muchas veces se involucran varias áreas, no sólo la estética. Es por ello que también se suman profesionales de la ortodoncia y periodoncia.

Lo más relevante es que el paciente participa y está al tanto de cómo es un diseño de sonrisa. Junto con el médico, toma las decisiones que se consideren oportunas para conseguir la dentadura soñada.

Blanqueamiento, recorte de encías, reemplazamiento de piezas faltantes, colocación de aparatos correctivos o implantes, micropulido, microabrasión o carillas podrían ser requeridos. El presupuesto y la disponibilidad del paciente marcarán la pauta a seguir. No obstante, el diagnóstico y la planificación son vitales para el éxito del proceso.

que-es-diseno-sonrisa

Cómo funciona el diseño de sonrisa

Ahora que ya sabes qué es un diseño de sonrisa y por qué se ha popularizado en casi todo el mundo, debes ser conocedor de que, como en todo cambio que involucre a la salud, es recomendable acudir a un experto. Ponerse en manos de profesionales sin la debida experiencia puede traer graves consecuencias. No hay que olvidar que, además del factor estético, la salud bucodental está en juego.